Cómo cambiar la pasta térmica al procesador de tu PC o servidor

Dentro de los requerimientos del mantenimiento preventivo, podría encontrarse la limpieza interna y cambio de pasta térmica del o los procesadores.

Si requieres realizar este cambio, debes tener en cuenta que se trata de una actividad crítica que podría poner en riesgo el funcionamiento de la computadora, ya que el procesador y su slot son componentes delicados que podrían dañarse fácilmente.

El tiempo recomendable para el cambio de pasta térmica puede ser de 12 a 18 meses para servidores (encendidos las 24 horas), o 24 a 48 meses para computadoras personales.

Los materiales que requerirás para el cambio son los siguientes:

  • Tapete antiestático
  • Pulsera antiestática
  • Brocha
  • Sopladora
  • Pasta térmica
  • Microfibra
  • Alcohol isopropílico

Lo más recomendable para retirar el polvo es utilizar una sopladora, ya que el aire comprimido podría esparcir líquido que puede dañar el procesador o la system board.

Tutorial

Para este tutorial, realizaremos el cambio a un servidor tipo navaja (blade). Lo primero es desarmar y remover el polvo. El procedimiento es el mismo para una computadora de escritorio.

Una vez abierto, retiramos cada componente (discos duros, tapas, memorias RAM, tarjetas de red y video, disipadores de calor, procesadores), NO OLVIDES UTILIZAR LA PULSERA ANTIESTÁTICA PARA ESTO.

Para retirar los disipadores, debes alternar el afloje de tornillos, dando una vuelta a uno de los tornillos y otra vuelta al otro tornillo, con el fin de que el disipador no presione al procesador de un solo lado, lo mismo ocurre para más de 2 tornillos, en el caso de que sean 4, lo recomendable es aflojarlos de forma cruzada.

Para quitar el procesador, debes tener mucho cuidado, pues si lo mueves o presionas demasiado, podrías doblar o aplastar los pines, lo que resultaría en un laborioso y costoso trabajo o incluso que ya no tenga reparación la tarjeta madre. Si no quieres arriesgarte a quitar el procesador, puedes limpiarlo teniendo la precaución de no hacer mucha presión sobre él.

Ahora, con la sopladora retiras el polvo del servidor y de cada componente, luego puedes pasar la brocha suavemente para retirar residuos.

Ahora, debes quitar la pasta térmica vieja del disipador y del procesador, para esto humedece la microfibra con el alcohol isopropílico y limpia los componentes. En caso de que la pasta esté muy seca, puede no ser necesario el uso del alcohol, la pasta se retirará más fácilmente en seco. Procura limpiar la carcasa que presiona el procesador, sin tocar los pines.

Una vez limpios ambos componentes, pasa la sopladora nuevamente para evitar que queden partículas de polvo en los slots de los procesadores, coloca el procesador fijándote que la posición de éste sea correcta (una flechita en una esquina del procesador debe dirigirse a otra flechita en el slot).

Una vez colocados los procesadores en su lugar, ponemos la pasta térmica, puede ser en tubo o jeringa, puedes colocar la pasta en forma de cruz o una línea, finalmente al colocar el disipador, la presión hará que la pasta cubra toda la superficie del procesador.

Ahora coloca los disipadores, al apretarlos, recuerda hacerlo uniformemente, una o dos vueltas por tornillos hasta que todos queden ligeramente apretados.

Ahora puedes colocar el resto de componentes y encender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *